Usted está aquí

IMPLANTES

El implante dental consta por tres partes, la raíz, que está hecha de titanio y que se une al hueso mediante un proceso llamado oseointegración seguido del poste que se une al implante propiamente dicho para sostener la corona dental como reconstrucción final.

No hay límite en el número de implantes que un paciente puede tener; los implantes tienen un aspecto totalmente natural y dan la oportunidad a los pacientes de mejorar su estilo de vida, estética y función, devolviéndoles la autoestima y capacidad de relacionarse con los demás.